martes, 13 de mayo de 2014

Reseña: Memorias de Idhún I. La resistencia

La Resistencia (Memorias de Idhún, #1)

Título: Memorias de Idhún. La resistencia I
Título original: Memorias de Idhún. La resistencia I
Saga: Memorias de Idhún
Autor/a: Laura Gallego García
Nº páginas: 556
Editorial: SM

Sinopsis

En sus sueños había vislumbrado un mundo de soles y astros desconocidos: de cielos rojos y serpientes aladas que surcaban amenazantes y majestuosas el infinito. Pesadillas y fobias recurrentes que en nada habían mermado la capacidad de Jack para desarrollar la personalidad de un adolescente normal, hijo único de una sana, unida y cariñosa familia danesa. Hasta el traumático día del asesinato de sus padres, cuando su universo onírico comenzaría a cobrar visos de inquietante realidad.





¡Hola, lector@s! 

Siento el enorme lapso de tiempo en el que he abandonado completamente el blog, pero he tenido bastantes problemas personales que debía resolver y es por eso que he estado lejos de aquí. ¡Pero ya he vuelto! Y, por supuesto, no con las manos vacías.

Lo cierto es que no sé muy bien qué pensar incluso un mes después de haberme leído este libro. Es tan maravilloso como desesperante a partes iguales y ahora explicaré por qué.

Para empezar, comencé a leer La Resistencia con toda la ilusión y las ganas del mundo puesto que llevaba siglos deseando leerlo. Una vez empezado, tuve que dar lo mejor de mí para terminarlo.

Estoy segura de que si lo hubiera leído al menos un par de años antes la cosa habría sido totalmente diferente ya que, a mi parecer, es un libro más infantil que juvenil. 

Muchas escenas son repetitivas, intuitivas y exasperantes, por lo que la lectura se puede llegar a hacer bastante pesada en algunos momentos pero eso no quita que haya otras que valgan verdaderamente la pena.

“-Un beso es solo un beso, ¿entiendes? Sólo tiene la importancia que tú quieras darle. Puede no significar nada... o puede cambiarlo todo. ”

Cabe mencionar que Laura Gallego es una de mis autoras favoritas, y eso se debe a mi admiración por su increíble imaginación, la cual nos demuestra que no malgasta en cada una de sus obras. Es simplemente magnífico el modo en el que crea sus mundos y personajes. Lo que nos lleva a hablar de los protagonistas de Memorias de Idhún:

Jack, que comienza teniendo 13 años si no recuerdo mal, se muestra bastante inmaduro al principio del libro lo cual no llegaba a desagradarme del todo pero tampoco ayudaba a mantener mi calma a flote, aunque es mínimamente comprensible debido a su edad. A lo largo de la historia y a medida que crece, como era de esperar, su madurez va floreciendo poco a poco. Aún así nunca llegué a conectar con él, ya sea por la falta de profundidad en el personaje o por cualquier otra cosa que no logro identificar.

Victoria no me desagradó tampoco pero tuve una pequeña manía con ella durante varios capítulos. No me preguntéis por qué, no tengo ni idea. Lo que me lleva automáticamente a Kirtash. Éste, junto con Alsan, fue uno de los personajes cuyos diálogos me parecieron absolutamente épicos en el sentido en el que jamás llegué a predecir su siguiente movimiento, lo cual amaba pues me parecía el único misterio que me ofrecía el libro que no lograba intuir, cada palabra que decía se sentía profunda de algún modo y llena de significado, como si sus frases fueran meditadas a conciencia. Simplemente amé este personaje.

“Ven conmigo... ”

A decir verdad no estoy segura de que vaya a continuar la trilogía. Quizá algún día lo haga. Aún así, recomiendo a todo el mundo leerlo y juzgar por sí mismo.

Lo mejor: Entretenida, maravillosos diálogos y la creación de personajes geniales y de un mundo fantástico que te absorbe. 
Lo peor: Demasiado intuitiva, (en ocasiones) repetitiva y monótona.



PUNTUACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada